Conocidos como los RAEE, siglas de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, constituyen el tipo de residuos sólidos con mayor crecimiento a nivel mundial y su reciclaje, en el marco de una economía circular, resulta de gran importancia debido al alto contenido de metales estratégicos para el desarrollo tecnológico actual. Su adecuado reciclaje permitiría reducir las actividades mineras y metalúrgicas encaminadas a la obtención de estos metales escasos y tendría un alto impacto ambiental favorable pues se reduciría la contaminación generada por los residuos peligrosos que estos contienen y las afectaciones asociadas a las actividades mineras. 

Basura electrónica
En Colombia, durante el 2016 se produjeron aproximadamente 273.000 toneladas de RAEE, equivalentes a 5,3 kg/habitante,  las cuales representaban un valor total estimado de 1.1 billones de pesos colombianos, COP. El eventual desarrollo de una industria nacional de reciclaje con la capacidad suficiente para manejar este volumen de residuos implicaría además beneficios sociales, como la creación de cerca de 7.000 empleos directos, el desarrollo de industrias metalúrgicas de metales no ferrosos y el ingreso del país a nuevos mercados internacionales (UIS-UPME). 
Así, la rápida innovación tecnológica y la reducción del tiempo de vida de los aparatos, 1 entre otros factores, contribuyen a que estos residuos sean una de las corrientes de mayor crecimiento en el mundo, tanto en los países industrializados como no industrializados, con una tasa de crecimiento anual y global del 5 %.
Basura tecnológica
Se estima que la generación y consumo de los RAEE se incrementará en Colombia en los próximos años llegando a superar las 315.000 toneladas en el 2021 si este siguiera el comportamiento mundial de residuos observado en el estudio The Global E-waste Monitor 2017 (Baldé, C. P., Forti, V., et al). 
Así mismo, los RAEE son residuos complejos para su gestión, debido a que incluyen una gran variedad de aparatos utilizados tanto en el ámbito del consumo masivo (hogares, empresas e instituciones) como de la industria; además, la composición de estos residuos varía ampliamente según cada tipo de aparato y puede contener tanto materiales recuperables convertibles en potenciales recursos como también sustancias peligrosas que requieren de un manejo adecuado.
Política RAEE
Por suerte, el país avanza en la implementación de una política pública para buscar mitigar este enorme problema ambiental. Mediante la ley 1672 de 2013 se busca que los fabricantes e importadores de estos productos en el país (principio de Responsabilidad Extendida del Productor- REP) sean quienes financien financien el reciclaje y la disposición final. Además, estimula la mejora continua de los procesos de tratamiento de RAEE bajo la obligatoriedad de poseer licencia ambiental a quienes realicen esta labor. 
Esta en nosotros como usuarios asumir el  compromiso y responsabilidad a la hora de desechar estos productos, entregándolos en puntos de recolección dispuestos por los importadores y fabricantes o llamando a empresas de reciclaje autorizadas. 

En SOCIAL RAEE SAS nos dedicamos a mitigar este problema, jugando un papel activo dentro de este nuevo marco normativo, brindando servicios de recolección y certificación de reciclaje y disposición adecuada de RAEE y residuos sólidos reciclables. Producto de estas actividades de reciclaje, SOCIAL RAEE redime un porcentaje, a las empresas generadoras de estos residuos, en procesos de siembra de árboles y reforestación, por lo que nuestros clientes y generadores no solo mitigan la contaminación asociada a los RAEE, sino que también contribuyen a la reforestación. 
Conoce mas sobre este programa en nuestro sitio web, y reduce la huella de carbono con tus residuos. 
Empresas de reciclaje electrónico

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Solicita tu recolección
¡Únete! Devuelve tecnología, restaura tu huella. Solicita una recolección a tu domicilio.